07 Feb

Cordial, cordialísimo, cordero, corderito

Cordial, cordialísimo, cordero, corderito. Corderito de Dios. Mojado en pan sabe muy bueno y te llena de amor.

Cordero

Ay, viejo cristiano castellano. Cordial, cordero, corazón: Corazón de mi vida, Cristo bendito que tanto te quiero.

Cruz, crucecita, crucifixión. Cada uno a cuestas con su cruz y para ti la más grande, y yo con la pequeña. Querámonos los unos a los otros, porque si no no llegamos a ninguna parte, y así tampoco llegamos pero al menos llegamos bien.

Leer más

02 Ene

La niña de la estrella

La niña de la estrella | Novelita de amor y fantasía

La niña de la estrella

Clara, una niña que habita en una estrella, alumbra con ella a un pequeño mundo, Teotolcan, que orbita a su alrededor.

Aunque sabe que no debería sentir ninguna predilección por criatura alguna de Teotolcan, no puede evitar sentirse encandilada por un niño Pipo, que a su vez admira extraordinariamente la estrella…

Con el paso del tiempo, ambos se harán mayores y entrecruzarán sus destinos, viviendo un sinfín de aventuras, maravillosas a la par que terribles.

Descargar novela La niña de la estrella

 

23 Dic

El joven doctor y el poblado remoto adonde llega

El joven doctor, llegado a su destino –un poblado remoto ubicado quién sabe dónde–, observó que sus habitantes se lavaban y, luego, ¡se bebían el agua con la que se habían lavado!

— Pero, ¡Esto no puede hacerse! ¿Cómo no van a contraer las enfermedades que padecen, si se beben el agua con que se lavan?
— Si nos la bebiéramos antes, no tendríamos agua con que lavarnos —le contestó el Jefe de la tribu—. Todos los días, los miembros de la tribu destinados a la traída de agua tienen que caminar 30 kilometros para ir, y otros 30 para volver. Dada la hambruna que padecemos desde hace largos años, nuestras fuerzas son escasas, y los que se ocupan de esta labor no pueden resistir tan larga caminata cargados con mucho peso…

Leer más

14 Dic

Mi simpática langosta

pepito-grillo

Ay mi entrañable langosta…

No se trataba del crustáceo, sino del insecto.

Hará una decena de años, me encontraba solo en mi estudio trabajando a contrarreloj en sesión maratoniana. Era verano y tenía la ventana abierta. Lucía el sol.

De pronto, un bicho negro entró volando por la ventana. Al ser bastante voluminoso, y yo más bien aprensivo, me sobresalté. El bicho revoloteaba a intervalos por la estancia, y a intervalos desaparecía.

Leer más

24 Jun

Algunos aforismos de juventud

Aforismos de juventud: Ser humano al borde del precipicio

 

Aforismos de juventud

Cuando uno rebaja sus ideales, está rebajándose entero: lo rebaja todo de sí mismo, —incluso, hasta las ganas de morir.

*          *          *

No hay sentimiento más triste que éste de saberse innecesario: ¡Qué sórdido y asqueroso cuando, en medio de una situación, junto a aquellos a los que considerabas tus amigos, descubres que eres completamente indiferente —o sea, que, a todos los efectos, da igual que estés o no presente!

Leer más

12 Abr

A Beti la morena

COPLILLAS PARA BETI
De la serie “Coplillas de ciego”

betty_boop_negrita

Querida Beti:

Te quiero dedicar un poema
pero, ay, tengo un problema:

Y es que no te conozco;
con lo cual, lo reconozco,
es difícil hacer de un poema
algo más que un pastel de crema.

Podría recitarte, por ejemplo
–como se reza un domingo en el templo–,
un poema genérico, una especie de cromo,
algo así como:

Leer más

07 Jun

No es lo mismo dolor que sufrimiento

imagen-portada-No-es-lo-mismo-dolor-que-sufrimiento

No es lo mismo dolor que sufrimiento: nuestro mismo lenguaje los distingue…

Hace ya años, me percaté de lo sabio que es nuestro lenguaje en esto del sufrir, al expresar la diferencia con el “doler”: Dices “me duele”: esto expresa que algo recae sobre ti y te causa dolor… Pero casi nada valioso puede conseguirse en la vida sin dolor (ejemplo paradigmático el parto); sin embargo, cuando sufres, dices: (Yo) “sufro”: es la autoconsciencia que, desplegándose y replegándose sobre el dolor en movimiento absorbente, lo hace suyo… de aquí deriva la búsqueda de “culpables”, sea en forma de complejo de culpa, sea proyectándola sobre otros.

Diferencia entre dolor y sufrimiento: rayos angel y demonio

 

12 Abr

El beso de la paz

Angel-y-demonio

El beso de la paz

Saltar al vacío
en los brazos afilados de la fe

con insensata esperanza
en el desnudo regazo
de una infinita caridad

al olvido, la venganza
el ruego y el mazo
la cobarde temeridad

a la medida de la balanza
la cruz del espinazo
entregada con severidad

Abrazar el momento
donde los extremos de la eternidad
por sobre el latido del tiempo
se dan el beso de la paz

 

Página 1 de 212